Otras maneras de educar

En este post quiero compartir las bases de mi proyecto, lo que puede ofreceros mi servicio de mama de día y qué es lo que os puede aportar que sea diferente a otras opciones que hayais barajado para el cuidado de vuestros hijos.
En este post no os voy a hablar de ningún modelos teórico sobre educación con grandes palabras, voy a hablaros de la manera que en silviamamadedia tenemos de ver al niño.
Estamos acostumbrados a lo deshumanizado del mundo, oímos a la gente decir claro es que los padres tienen que trabajar y el niño tiene que estar en la guardería a las 7 de la mañana, y nos parece algo normal, algo que ya hemos incorporado como normal. Que sea algo habitual no es en absoluto igual a que sea normal, vivimos en un mundo hostil para el adulto que repercute en una hostilidad mucho mayor para el niño.
Quizá por esta razón y después de luchar contra el sistema y decidirme a estar con mis hijas hasta que cumplieran los dos años, he buscado una manera diferente de atender a los niños, un espacio más humano, más flexible, un lugar que se adapte a ellos y no ellos al espacio, un lugar en el que no sean uno más sino que puedan tener una atención personalizada, un lugar donde el único objetivo es que estén bien, estén agusto, se sientan seguros y puedan disfrutar del juego de una manera libre.
Cada niño trae en su mochila una historia, unos padres con los que se relaciona de una forma particular, una manera de estar contento y de enfadarse o estar triste, una manera de hablar aunque todavía no hable con palabras. Nuestro objetivo es dar ese espacio al niño, un tiempo para comprenderle y conseguir “hablarle en su lenguaje”, entender lo que le diferencia del otro, aceptar y respetar su diferencia y quererle por eso que lo diferencia del resto.
En nuestro proyecto la clave está en que nosotros nos adaptemos a esa personita, que le permitimos encontrar su lugar dentro de nuestro espacio y que pueda disfrutar de la experiencia. Partimos de cero con cada niño, no damos nada por supuesto, nos damos tiempo para que se produzca un encuentro verdadero con vuestro hijo.
Dejamos al niño discurrir en el espacio desde la seguridad, en un lugar diafano donde se puede mover libremente con objetos adaptados a su edad y nos dejamos guiar en su juego en el que el niño es el protagonista y quién decide por donde va a ir, nosotros somos sus compañeros y su apoyo.
Respetamos sus horarios y sus ritmos para comer, para dormir, para jugar, siendo esto posible al tener un número limitado de pequeños (cuatro como máximo).
La experiencia de la separación del niño con sus padres la tratamos de forma particular en cada caso, los padres pueden permanecer con nosotros las horas, los días, las semanas que necesiten, no hay prisa, el ritmo lo marcan los padres y su hijo. Nos parece una experiencia de la suficiente importancia como para tratarla cuidadosamente escuchando las necesidades de cada familia.
Los padres tienen un lugar de apoyo continuo respecto a cualquier duda, pregunta, miedo, que surja en relación a la educación de sus hijos, estando siempre dispuestos a escucharles y a ayudarles en todo lo que necesiten. Creemos que la educación de los niños es un proceso en el que tenemos que acompañar a los padres y también darles voz porque ellos son las personas que disponen del más amplio saber sobre cómo son sus hijos, por esta razón el trabajo en equipo hará que podamos llegar a buen puerto en el bienestar de los niños.
Están las bases en las que empieza a andar nuestro proyecto, creemos firmemente que se pueden hacer las cosas de una manera diferente con los niños y apostamos porque nuestro lugar sea un lugar de encuentro donde vuestros hijos se sientan acogidos y queridos.

Anuncios

4 pensamientos en “Otras maneras de educar

  1. querida Silvia: ¡enhorabuena por la puesta en marcha de este hermoso proyecto!. Los niños y los padres encontrarán otra manera de hacer, de estar, de atravesar experiencias tan importantes y vitales como es la primera separación del hogar.
    Felicidades
    Vilma

    • Creo que es una manera de adaptar un poquito más el mundo a las necesidades particulares de los niños y esto lleva funcionando muy bien hace tiempo en otros países europeos. Gracias por tu comentario y por acercarte a mi blog. Creo que lo que escribes y tu enfoque puede ayudar a padres que estén en tu misma situación. Mucho ánimo y sigue con la misma fuerza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s