El vínculo

En Silviamamadedia damos mucha importancia al vínculo que se crea con vuestros hijos, porque un niño necesita sentirse querido para poder sentirse seguro.

Nosotros acogemos a los niños, a los hijos se les quiere y por eso se los cuida y aquí cuidamos de vuestros hijos y por eso los queremos. Sin esta sencilla regla, pero de una gran profundidad, no funciona la relación con el niño.

Cada niño necesita sentirse amado por la persona que les proporciona los cuidados, en primer lugar sus padres, pero también necesita que la persona de referencia en donde quiera que se encuentre le ame por lo que es.

Acoger a un niño, desde el amor, hace que se sienta bien en el espacio y eso permite que pueda vivir experiencias enriquecedoras desde la seguridad afectiva.

Para nosotros la mejor forma de acoger a vuestros hijos es tomarnos tiempo para conocerlos y transmitirles con nuestra voz, con nuestra forma de dirigirnos a ellos, que les vamos a respetar y que vamos a tratar de entenderlos.

Una vez que se establece un buen vínculo todo lo demás es fácil, el proceso de adaptación se puede dar sin lágrimas porque la separación de los padres es mucho más fácil de este modo, aunque siempre depende de cada niño.

Tratamos a cada niño como el primero y único, porque cada ser humano es diferente, tiene necesidades diferentes y necesita tener un lugar especial para el otro que le sostiene. Cada niño tiene su propio lugar y cada niño es tratado de forma particular.

Dentro de nuestra filosofía consideramos al niño nuestro igual, porque teniendo en cuenta que nosotros estamos para cuidar de la su seguridad, cada niño tiene un saber que puede enriquecernos, siempre que estemos dispuestos a escucharle. Y la base de nuestro espacio es la escucha al niño.

Anuncios

2 pensamientos en “El vínculo

  1. Quería aprovechar este comentario para agradecer a Silvia por este año maravilloso que hemos pasado con ella, Lukas (mi hijo de dos años) yo y en general mi familia, compartiendo con ella la experiencia de “mama de día”. Lukas lleva desde Septiembre compartiendo con Silvia parte de su día y de su vida. Creo que es el mejor sitio donde ha podido comenzar su vida fuera de la familia y de su casa. De hecho la casa de Silvia se ha convertido en una prolongación de su hogar, en un sitio donde se siente totalmente seguro, respetado, cuidado y querido. Un lugar donde le entienden, le respetan, le acogen, le consuelan, le motivan, le ayudan…y donde aprenden y disfrutan de él. Un sitio donde le quieren. No puedo decir lo agradecida que estoy por eso. Saber que tu hijo recibe ese trato cada día y que es acompañado como ser humano aquí y ahora y no como una proyección del adulto que será, donde la atención no es un instrumento si no que es un disfrute y un compartir, no tiene precio. Estoy segura de que Lukas piensa igual que yo. Su sonrisa y su confianza cuando le recogemos todos los días, nos lo confirma.
    Silvia, esto es lo tuyo, tienes un don. Qué suerte hemos tenido al encontraros y embarcarnos en esto juntos!,
    Gracias Silvia. Gracias de corazón.
    María

  2. Llevar a mi hijo Adrián a una mamá de diá fue en su momento y sigue siendo una de las mejores decisiones que he tomado con respecto a la educación de mi hijo, que pienso repetir con el segundo. Tuvimos la suerte de encontrar a Silvia. Lo que más aprecio de Silvia es el respeto, el amor, el cariño y el cuidado que pone en cada niño que está a su cargo. Su capacidad de hacer sentir a cada niño aceptado y valorado y acompañarle en su desarrollo respetando sus tiempos, su espacio, sus necesidades individuales, es algo digno de admirar, que no es lo habitual en nuestra sociedad y las guarderías “convencionales” y la casa de Silvia se ha convertido en una segunda casa para mi hijo.
    Por circunstancias personales nos hemos mudado a la sierra y tuvimos que dejar de llevar a mi hijo a casa de Silvia, con mucha pena la verdad, pero también contenta porque se que mi hijo, en el año que estuvo con Sivia, ha recibido toda la atención y el cuidado que necesitaba en todos los aspectos, y ahora le veo preparado para afrontar el reto de acudir a una escuela más grande. Tuvimos el primer contacto ayer y la experiencia fue muy positiva.
    Gracias Silvia por tu trabajo de amor con los niños, por saber ver y potenciar sus cualidades positivas y acompañar de esa manera su aprendizaje y primeras experiencias. Coincido con Maria, tienes un don y haces mucho bien en los niños que cuidas.
    Muchas gracias por todo, de corazón.
    Besos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s